El siervo de Dios

Archive for the ‘Testimonios’ Category

Una sentencia favorable

In Favores, Magisterio, Magistrado, Testimonios on 06/09/2018 at 21:32

Desde Cantabria (España) nos llega la noticia de este nuevo favor de José María Haro:

“Soy profesora de la asignatura de Religión Católica en un Instituto de Secundaria de Cantabria; durante este curso la Consejería de Educación gobernada por el Partido Socialista Obrero Español, me ha reducido la jornada laboral de manera injusta, por lo que me he visto obligada a interponer la correspondiente demanda laboral ante los tribunales. Como quiera que desde el primer momento he estado pidiendo la intercesión del siervo de Dios José Mª Haro Salvador, y he conseguido una sentencia favorable en primera instancia, y ahora que he conseguido ganar el asunto ante la Sala de lo Social del Tribunal superior de Justicia de Cantabria, quiero reiterar desde aquí mi gratitud por la gracia concedida. Sé que la Consejería todavía puede interponer recurso de Casación para la unificación de doctrina, aunque no es demasiado probable, por lo que continuaré pidiendo su intercesión”.

L. A. S. (Cantabria)

Anuncios

Nunca van los santos solos…

In ACdP, Proceso, Testimonios, Videos on 04/14/2013 at 17:23

Se buscan, se reclaman, se acompañan siempre. Como eslabones en una cadena trenzados fuertemente. Pues “es mejor ser dos que uno”, se dice en el Eclesiastés: “es mayor la recompensa de su esfuerzo. Si cae uno, el otro le levanta; pero ¡ay del que está solo y cae, sin nadie que lo levante! Además, si se acuestan juntos, sienten calor, pero uno solo, ¿cómo se calentará? Y a uno solo se lo domina, pero dos podrán resistir, porque la cuerda trenzada no se rompe fácilmente” (4:10). Lee el resto de esta entrada »

Haro, apóstol

In ACdP, Apóstol, Fallecimiento, Testimonios on 04/12/2013 at 19:36

En el número de septiembre de 1965 de la revista Valencia Escolar, órgano de la Asociación Católica de Maestros de Valencia, el entonces Secretario del Centro de la Asociación Católica de Propagandistas en esta ciudad, Roberto Moróder Molina, dedicó un breve homenaje a José María Haro, que acababa de fallecer. Hace mención ahí Moróder del célebre Voto Asuncionista que, con ocasión de la declaración dogmática de la Asunción de Ntra. Señora en cuerpo y alma a los Cielos (1.XI.1950), promovió D. José María y lideró con enorme alegría (de ello conservamos un texto del propio Siervo de Dios que incorporaremos en Escritos). Estas fueron sus palabras: Lee el resto de esta entrada »

Homenaje en Cheste (23.10.1966)

In Calles y Edificios, Cheste, Espíritu de trabajo, Fallecimiento, Homenajes, Magistrado, Testimonios on 04/07/2013 at 18:12

Había transcurrido un año largo desde el fallecimiento de D. José María. Cheste, su localidad natal, quiso sumarse al recuerdo unánime de su persona desde el agradecimiento por tanto como había supuesto para la mejora social su labor al frente de los organismos civiles y eclesiásticos de los que participó. El acto en su memoria se celebró el día 23 de octubre de 1966, en el marco de las fiestas patronales de San Lucas (18 de octubre). Lee el resto de esta entrada »

Homenaje en Burjassot (30.01.1965)

In Burjassot, Fallecimiento, Homenajes, Testimonios on 03/31/2013 at 17:27

El 30 de octubre de 1965, la Asociación de Antiguos Alumnos del C.M. San Juan de Ribera (Burjasot – Valencia), celebró un emotivo acto en memoria de D. José María Haro, fallecido unos meses antes. Dada su larga y estrecha vinculación al Colegio, del que fue colegial decano y quien más años residió en él como estudiante (1918-1928), al homenaje asistió junto a un muy nutrido número de personalidades eclesiásticas y civiles, también muchos antiguos compañeros suyos, que así quisieron honrar su memoria en compañía de su esposa, Mª Luisa Sabater, y de sus hijos.

El acto comenzó con una ceremonia religiosa, presidida por el antiguo director del Colegio y entonces Rector del Seminario Metropolitano de Valencia, D. Antonio Rodilla Zanón, primer sacerdote además de la Asociación Católica de Propagandistas y estrechísimo amigo del buen José María Haro. Lee el resto de esta entrada »

Nos escribe Mons. Agustín Cortés

In ACdP, Proceso, Testimonios, Vida de fe on 03/26/2013 at 17:43

Cuando el Sr. Arzobispo de Valencia, Mons. Marcelino Olaechea, quiso que se comenzara a dar los primeros pasos en la Causa de beatificación de D. José María Haro, muy poco después de su fallecimiento, hizo recaer esa tarea sobre los hombros de uno de sus más fieles y continuos colaboradores: D. Manuel Cortés Roig. No podía encomendárselo a un candidato mejor. Había sido él, como Vicepresidente de los Hombres de Acción Católica en Valencia, estrecho colaborador de D. José María, antes y después de sus años en la Presidencia de la misma (1942-1954). Compañeros ambos en muchas de las iniciativas en el campo de la educación católica y de la acción social promovidas o amparadas por el propio D. Marcelino, colaboraron también juntos -¡y con qué celo!- en las campañas de recaudación de fondos para la edificación del Seminario Metropolitano de Moncada, cuyo crecimiento iban a ver personalmente a menudo, ilusionados como si aquel enorme edificio fuera enteramente cosa propia. Se admiraron mutuamente. Se quisieron mucho como amigos e hicieron ambos de su amistad un sostén mutuo en su respectivo ánimo de servir a la Iglesia y secundar, con ese mismo servicio, su propia llamada a la santidad. Lee el resto de esta entrada »

“¿A quién iremos? ¡Ah! Pues a José María…”

In Apóstol, Espíritu de trabajo, Magistrado, Testimonios on 02/16/2013 at 18:15

El teléfono frecuentemente no dejaba de sonar. Y menos aún la puerta… A todas horas: daba igual. Y aunque a las 7:30 de la mañana tenía la costumbre José María de asistir a Misa, allá iban, a su casa, desde las siete incluso, gentes de lo más diversa queriendo recibir su ayuda, su consejo, su intercesión para resolver cualquier problema… No hallándole muchas veces, le tocaba a María Luisa, su esposa, abrir la puerta y atenderles. “Es que José María no está… Se encuentra en Misa…“. No importaba: “Si pudiéramos esperarle un rato“. “Es un asunto importante“. “Es un problema delicado“… Y así aguardaban su regreso, no sin antes relatar primero a la buena de Mª Luisa “el caso”. Total, que José María ni desayunar luego podía, al entrar en casa. Él no lo decía, claro. Pero Mª Luisa Lee el resto de esta entrada »

Un favor de D. José María (o varios)

In Favores, Testimonios on 02/16/2013 at 17:04

En 1969, recién incoado el proceso de beatificación de José Mª Haro Salvador, el Sr. E. C. de la R., hizo llegar a la Viuda de Haro, Dª Maria Luisa Sabater, la siguiente notificación de favores que atribuyó a su intercesión (a la espera en todo caso del juicio de la Iglesia):

“[…] sufrimos mi señora y un servidor un espectacular accidente, yendo camino de Barcelona, del que salimos indemnes gracias a la protección que ejerce su esposo, mediante las oraciones que frecuentemente le rezamos. En otra ocasión, al principio de poseer el coche, como novato que era, me salí de la carretera, yendo a caer en un profundo ribazo, saliendo sin magulladuras ni nada, quedando el mismo coche destrozado en el canal de riego.
El curso pasado, oposité en una selección de maestros quedando inscrito en la clasificación que se pedía, previa oración a D. José María, quiero manifestar que antes del examen, rogué a D. José que me aprobaran, obteniendo aseverativamente una feliz consecución.
En este mismo mes, he vuelto al cabo de dos años a tener dos serios accidentes de tráfico, saliendo ileso de ambos. Uno de ellos muy peligroso, ya que al adelantar a otro vehículo que no hizo ninguna clase de señales, y que ni siquiera paró, al pretender girar a su izquierda, chocó violentamente contra la puerta derecha de mi automóvil, saliendo un servidor despedido hacia la cuneta de la carretera y a unos cien metros quedé varado, sin chocar frontalmente con otros vehículos que venían en dirección propia. Otra ocasión fue la de salir despedido en una curva a consecuencia del patinazo que las ruedas traseras dieron sobre el hielo, estando en esta ocasión mi madre, que tan sólo sufrió unas leves magulladuras en el cuerpo. Pero lo más sorprendente y transcendental ha sido la curación de mi padre en extrema gravedad y extremaunciado, se ha restablecido de su enfermedad, pese  a los años que tiene –79– y a la crónica enfermedad suya –asma bronquial–. Todo lo expuesto hasta ahora a mi parecer, no es más que la protección de D. José María hacia un servidor como queriendo salvarme de esos obstáculos para que cuente a quien fuere tales sucesos, dándome la impresión de que me necesita para no sé qué […]”

“Todo un hombre”

In Testimonios, Vida de fe on 05/17/2012 at 13:11

La revista de la Asociación Católica de Maestros de Valencia, Valencia Escolar, en su número de septiembre-octubre de 1965 (nº 152-153), dedicó casi la mitad de sus páginas a glosar la figura de D. José Mª Haro, que pocas semanas antes acababa de fallecer. Uno de esos homenajes es el de Ricardo Marín Ibáñez (1922-1999), Catedrático de Teoría e Historia de la Educación en la Universidad de Valencia y en la UNED, amigo muy cercano durante muchos años de José Mª Haro y oriundo, como él, también  de Cheste. Éste fue su homenaje entonces: Lee el resto de esta entrada »

La mies es mucha…

In Apóstol, Testimonios, Vida de fe on 05/02/2012 at 18:05

El Catedrático de la Universidad de Valencia, Ismael Peidró Pastor, filósofo que fue de lo jurídico y autor de libros especialmente importantes en su momento (Teoría del deber jurídico y del derecho subjetivo, 1948; Concepción comunitaria del Derecho y del Estado, 1951; o En torno al problema del concepto y naturaleza de las personas jurídicas, 1952), recordaba en 1966 una conversación privada mantenida con José Mª Haro en su despacho en la Magistratura del Trabajo. Colaborador suyo en esa Magistratura desde 1948 hasta 1950, en calidad de Magistrado Suplente por iniciativa del propio José Mª, D. Ismael reparó un día sobre su mesa de despacho en un sencillo dibujo en que se representaba la Tierra coronada simbólicamente por la Humanidad y, sobre ella, un Cristo Crucificado, de quien brotaba caudaloso un torrente de sangre que bañaba a los hombres bajo Él. Notando José Mª la atención que su amigo y colaborador prestaba a ese dibujo, le preguntó: “¿Comprendes su significado?”. D. Ismael respondió que sí, que lo comprendía. D. José María prosiguió: Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: